Los mejores press book de lo mejor de los Oscars 2016. vol 8: Spotlight

Se me antoja especialmente  adecuado finalizar esta tanda de análisis sobre las cintas candidatas a convertirse en Mejor Película del año con la cita evangélica de «los últimos serán los primeros». Reconozco que, previo visionado de todas ellas, “Spotlight” era la que partía con mayores expectativas y también una de las que más cerca ha estado de cumplir con todas ellas.

El hecho de que su título se corresponda con el nombre del equipo de investigación que sacó a la luz los crímenes de pederastia cometidos durante décadas en el seno de la Iglesia Católica nos pone sobre aviso desde el principio. “Spotlight” no es una película sobre los abusos de la Iglesia, sino sobre la meticulosa labor periodística que hizo posible que éstos se destaparan.

El film de Thomas McCarthy no es el primero en abordar este comprometido tema (“Doubt” de  John Patrick Shanley en 2008 o “Mea maxima culpa: Silence in the House of God” de Alex Gibney en 2012 son sólo algunos ejemplos), aunque sí aporta un enfoque completamente renovado.  El sentimiento de culpa se expande y comparte entre muchos más actores y sectores de la sociedad, entre ellos, el periodístico.

Esta historia basada en la investigación real que mereció el Premio Pulitzar en el año 2003, se publica el 6 de enero de 2002. Bajo el título de “Church allowed abuse by priest for years”, el diario The Boston Globe se preguntaba entonces por qué la Iglesia Católica de Massachussets había tardado 34 años en dejar a los niños fuera del alcance del sacerdote John J. Geoghan, a pesar de tener constancia de sus atropellos sexuales.

Spotlight_Lo_que_no_te_han_contado (12).gif

McCarthy explora de manera magistral los pesares y recompensas de una profesión cuya recreación en la gran pantalla suele estar ligada a valores como el idealismo, el cinismo y/o la manipulación (ejemplos de ello vemos en escenas puntuales de las también nominadas “Room” o “La gran apuesta”). El director y co-guionista (junto con Josh Singer) de “Spotlight” apuesta en este caso por dar su lugar al periodismo con mayúsculas. El tan ausente en nuestros días periodismo de calidad. Aquel que requiere y respeta los tiempos, trabaja con fuentes y datos contrastados y se ampara en la transparencia. Refleja casi paso a paso cada uno de los mecanismos que el profesional de la información ha de poner en marcha en una investigación responsable y que aspire a convertirse en herramienta de contrapeso al poder. La famosa y cada vez más extinta función de 4º poder de los medios de comunicación. De ahí que su guión, al que muchos acusan de ser poco emotivo, se mantenga necesariamente alejado de los detalles escabrosos y sensacionalistas. La narración es, efectivamente denodadamente sobria y formalista.

También lo es la puesta en escena de una cinta que reconstruye fielmente el ambiente de una redacción de principios de siglo en la que las nuevas tecnologías todavía no ocupaban un papel central. La ingente labor de recogida, contextualización y organización de documentos, recortes y fuentes en general, nos lleva inevitablemente a recordar otro de los grandes triunfos del periodismo de investigación americano llevado a la gran pantalla: “Todos los hombres del Presidente” (Alan J. Pakula, 1976). Casualmente, el actual director del periódico que destapó el caso “Watergate” (esto es, el The Washington Post), es el mismo que ejercía esa misma función en el Boston Globe durante la investigación que aborda el film: Martin Baron.

La cinta tampoco pasa por alto, cómo el equipo de periodistas que conforman la sección de “Spotlight” del Boston Globe se enfrentó no sólo a las presiones externas derivadas de la influencia de la institución eclesiástica, sino al dilema personal que les generó descubrir una realidad que también remueve y afecta a sus propios valores, creencias y sentimientos.

De entre todo el magnífico plantel actoral con que cuenta “Spotlight”, destacan las interpretaciones de Mark Ruffalo (en su papel de Michael Rezendes), Michael Keaton (que repite rol 14 años después de “Detrás de la noticia” –“The Paper”, Ron Howard, 1994-) y Rachel McAdams (como Sacha Pfeiffer), quien protagoniza una de las escenas más duras y esclarecedoras de la película.

Spotlight_Lo_que_no_te_han_contado (7).jpg

La función social del periodismo de calidad queda manifiestamente evidenciada en los minutos finales de la cinta, donde se da cuenta del número de testimonios de víctimas (a nivel mundial) que salieron a la luz gracias al trabajo desarrollado por este equipo de periodistas de la vieja guardia. Tomen nota, por favor, las nuevas generaciones.

P.D: Sacha Pfeiffer, Mike Rezendes Walter ‘Robby’ Robinson y Brian d’Arcy James son ganadores del premio Pulitzer en 2003 en la categoría de Servicio Público en los siguientes términos:

For its courageous, comprehensive coverage of sexual abuse by priests, an effort that pierced secrecy, stirred local, national and international reaction and produced changes in the Roman Catholic Church.

Anuncios

Un comentario en “Los mejores press book de lo mejor de los Oscars 2016. vol 8: Spotlight

  1. Pingback: Lista de ganadores de la 88ª edición de los premios Oscar 2016 | Lo que no te han contado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s